¿Cómo funcionan los almacenes automatizados y cuáles son sus beneficios?

almacenes automatizados

Comparte esta publicación

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Uno de los elementos más importantes de la cadena de suministro son, sin duda, los almacenes, ya que permiten guardar las materias primas, las partes, las piezas y los materiales necesarios para la fabricación de un producto, así como también las mercancías ya terminadas. Ante el enorme mercado competitivo, las empresas dedicadas a este sector han optado por la implementación de tecnología, volviendo a los llamados almacenes automatizados en la opción ideal para eficientar los procesos. 

De igual manera, estas nuevas tecnologías también solucionan diversos problemas y errores derivados de la gestión del almacenaje, lo que en muchas ocasiones produce pérdidas económicas para las empresas. 

 

Te recomendamos: La importancia del embalaje y empaque en la logística

 

¿Qué son los almacenes automatizados?

Los almacenes automatizados cuentan con maquinaria y sistemas de la más alta tecnología a lo largo de las estanterías y otro tipo de estructuras que conforman este lugar, cuyo principal objetivo es almacenar y trasladar todo tipo de mercancías. La implementación de tecnología contribuye a que las operaciones de carga, descarga y desplazamiento de los productos que se llevan a cabo dentro de éstos se realizan con una mayor eficacia y rapidez.

Las innovaciones que se utilizan en estos almacenes son distintas y cada uno optimiza un proceso diferente. En primer lugar, los equipos robotizados como transelevadores se encargan de la manipulación de la carga para así ganar más altura y rapidez de la que se tendría con un trabajador humano, lo que se traduce en tiempos de respuesta más cortos y una mayor seguridad debido a la disminución de accidentes laborales por mal manejo. 

Asimismo, los softwares, como los sistemas de gestión, son indispensables para la correcta ejecución de todas las actividades operativas de un almacén, ya que son capaces de planificar los movimientos y organizar la mercancía de una forma lógica, buscando un mayor rendimiento. 

Por último, se hace énfasis en que los almacenes automatizados realizan una gran cantidad de operaciones que no son realizadas por trabajadores humanos o que su interacción con los procesos es mínima, por lo que también es común que actividades como la preparación de pedidos y el picking sean llevados a cabo por una máquina especializada. 

 

seguro de carga

 

¿Cómo se clasifican este tipo de almacenes?

Dentro del mercado es posible encontrar diversas clasificaciones de almacenes automatizados que dependen de ocho criterios distintos. A continuación, se presentan los tipos de almacenes más comunes:

Por nivel de automatización.

  • Almacén semiautomático. Los sistemas encargados de la carga, descarga y movilización de mercancías son capaces de realizar estas operaciones con total autonomía; sin embargo, requiere que un operario cambie el carro de canal cuando sea necesario.
  • Automatización de la toma de decisiones. En contraposición al anterior, este tipo de almacén cuenta con softwares de la más alta tecnología que ayudan a dirigir y a optimizar los procesos mediante indicaciones que deben seguir los trabajadores.
  • Almacén totalmente automático. Estas instalaciones han delegado por completo todas sus operaciones a las tecnologías, incorporando los dos puntos anteriores, por lo que la interacción de los humanos disminuye considerablemente.

 

Por tipo de robot.

  • Manipulación de mercancías. Todas aquellas instalaciones que cuentan con máquinas dedicadas a colocar o extraer los productos de las estanterías.
  • Transporte. En esta categoría se contemplan los vehículos capaces de trasladar los productos de un punto a otro de manera completamente autónoma.
  • Preparación de pedidos. Ciertos robots especializados realizan estas operaciones de manera automática y a una mayor rapidez y precisión.

 

Por tipo de mercancías.

  • Almacenaje de pallets. Los almacenes automatizados para este tipo de unidad de carga incorporan distintos tipos de transelevadores para las operaciones.
  • Almacenaje de cajas. Este consigue gran capacidad de almacenaje en un espacio reducido, por lo que se utilizan transelevadores más pequeños y con mayor capacidad de carga debido a que los pasillos son relativamente estrechos.
  • Almacenaje de prendas. En el sector textil es común que las prendas no se coloquen en cajas, sino que vayan colgadas, por lo que se necesitan transelevadores capaces de manipular perchas.

 

almacenes automatizados

 

Los grandes beneficios de la automatización

Como hemos visto, una de las principales ventajas que ofrecen los almacenes automatizados es que las operaciones son realizadas con una mayor eficacia y rapidez debido a que se reducen los tiempos de movimiento y acomodo de mercancías. De igual manera, las tasas de cumplimiento aumentan, lo que significa una reducción de los retrasos y pedidos atrasados y generan una mayor satisfacción de los clientes.

Por otra parte, también es posible que se minimicen o eliminen por completo los errores que puede llegar a cometer un humano. Esto se relaciona a su vez con la reducción de riesgos asociados a este tipo de operaciones, lo que incrementa el nivel de seguridad de los trabajadores y minimiza los accidentes derivados de una mala manipulación. 

Asimismo, diversos estudios recientes concluyeron que los almacenes automatizados pueden usar hasta un 40% menos de espacio en las instalaciones, en comparación con los almacenes tradicionales. Esto es porque los pasillos pueden ser más angostos gracias a que las máquinas necesitan un menor espacio para operar en comparación con un humano. Además, el almacenamiento también puede ser vertical, es decir, con estanterías que lleguen hasta lugares muy altos, debido a que los robots son capaces de elevarse varios metros sobre el suelo.

Gracias a estos beneficios, la automatización de almacenes se ha vuelto fundamental para que la cadena de suministro opere de una manera más óptima, obteniendo así una mayor eficiencia y productividad empresarial.

 

SafeLink Marine es un agente de seguros de carga cuya misión es proteger los negocios de sus clientes, por lo que brinda, además de los seguros, la asesoría personalizada e ilimitada para la prevención de siniestros.

Contáctanos y asegura tus productos al transportarlos vía terrestre dentro y fuera del país.

 

Fuentes: Esnova

 

seguro de contenedor

También te puede interesar

Cotización Express

Cotizamos el seguro para su embarque de inmediato

*Esta solicitud está sujeta a los términos y condiciones del seguro y acorde a la compañía aseguradora con la que se transfiera el riesgo.

Suscríbete a nuestro newsletter

Déjanos tus datos y un agente se comunicará contigo en breve