Año Nuevo Chino: la festividad que impacta la logística mundial

año nuevo chino

Comparte esta publicación

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Alrededor del mundo, cada año se llevan a cabo diversas festividades que son de gran relevancia no solo para la nación que lo celebra, sino para todo el mundo, y no necesariamente porque también se festeje en otros países, sino porque esos días de fiesta repercuten de alguna u otra manera a nivel internacional, como, por ejemplo, el Año Nuevo Chino.

Esta festividad, al igual que el Año Nuevo occidental, es de suma importancia para algunas industrias a escala global, como lo es la logística mundial.

Y es que, a diferencia de otras celebraciones, esta fiesta china tiene un impacto directo en las operaciones de importación y exportación, lo que genera dificultades e interrupciones en la cadena de suministro internacional.

 

Año Nuevo Chino

 

Sumado a lo anterior, con las consecuencias de los rebrotes por COVID-19 en China que se han dado en los últimos meses, la cercanía de estos días festivos comienza a generar incertidumbre entre los importadores, pues, al ser China el proveedor número uno de mercancías, esta situación se complicará en las siguientes semanas.

Ante eso, el sector logístico debe estar preparado para tratar de mitigar el impacto del Año Nuevo Chino.

 

Descubre cómo lograr una importación exitosa durante temporada alta.

 

¿Qué es al Año Nuevo Chino y cuándo se celebra?

El Año Nuevo Chino, también conocido o llamado Fiesta/Festival de la Primavera, es una de las celebraciones más importantes del país asiático, siendo la más representativa.

Su relevancia rebasa las fronteras de la nación china, pues esta se celebra también en otros países de Asia, como en Taiwán o Singapur, por ejemplo.

El inicio de la Fiesta de la Primavera tiene lugar durante los últimos días del mes de enero y la primera semana de febrero de cada año y se extiende a lo largo de varias semanas.

Para 2023, el inicio del nuevo año chino comenzará el domingo 22 de enero (y, según el calendario, este ciclo estará representado por el conejo de agua) y se extenderá a lo largo de una a dos semanas, pudiendo incluso prolongarse a tres.

Frente a esta celebración, los asiáticos gozarán de una semana de vacaciones, aunque, cabe resaltar, que el comercio en el país se paraliza aproximadamente de 15 a 21 días.

Luego de todo esto, la celebración culmina con la “Fiesta de los Faroles”, llevándose a cabo el día 15 del primer mes lunar.

 

Año Nuevo Chino

 

¿Cómo esta celebración afecta la logística internacional?

Como se mencionó anteriormente, esta es una de las festividades que más repercuten en la actividad logística internacional y la cadena de suministro, por lo que cada año los importadores deben estar preparados realizando sus pedidos con mucho tiempo de anticipación para que, cuando lleguen las fechas, cuenten con stock suficiente y materias primas durante las semanas de celebración.

De no existir una correcta planeación, se pueden tener una gran cantidad de complicaciones que no podrán ser solucionadas sino hasta mediados o finales de febrero, siendo un tiempo bastante considerable.

Algunas de las principales repercusiones del Año Nuevo Chino en la logística son:

 

  • Envíos de mercancía de parte de proveedores

Los asiáticos gozan de al menos una semana completa de vacaciones, por lo que durante estos días no se realizan actividades de producción ni de envío, es decir, todo lo relativo al comercio queda suspendido.

Es importante señalar que esta semana de inactividad puede alargarse, por lo que tanto los tiempos de fabricación como de envío de mercancías pueden tardar desde una hasta tres semanas.

También debe resaltarse que todos los pedidos que se reciban en la semana o dos semanas previas al Año Nuevo Chino, no serán despachados antes del inicio de esta celebración. De esta forma, los envíos de esas mercancías pueden llegar a presentar hasta un mes de demora.

 

  • Inactividad en puertos de carga

Los puertos son una excepción, pues la actividad en estos recintos no se pausa, pero sí disminuye exponencialmente.

Todas las operaciones no relacionadas con cargar buques continúan, aunque a niveles bajos.

Ningún buque de carga sale de los puertos sino hasta que hayan pasado los días de festejo, por lo cual, si el proveedor alcanzó a fabricar y despachar el pedido, pero este quedó en el puerto de carga, no saldrá al destino.

 

Para importadores novatos o poco experimentados, es relevante conocer esta información y tomar en cuenta todos los factores para realizar importaciones seguras, en tiempo y forma. De no llevarse a cabo una planeación adecuada, los pedidos desde China podrían demorarse hasta un mes.

 

En SafeLink Marine nos especializamos en ofrecer seguros de carga para proteger tus mercancías.

¡Contáctanos para cotizar el seguro de tu mercancía!

 

Fuentes: El Comercio.

También te puede interesar

Cotización Express

Cotizamos el seguro para su embarque de inmediato

*Esta solicitud está sujeta a los términos y condiciones del seguro y acorde a la compañía aseguradora con la que se transfiera el riesgo.