¿Cómo el incremento en los precios de combustibles está afectando la logística internacional?

precios de combustibles

Comparte esta publicación

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Los precios de combustibles, especialmente la gasolina, siempre ha sido un tema de debate entre los gobiernos y los consumidores, ya que es uno de los productos que mes con mes aumenta y que depende de muchos factores para mantenerse estable o volátil.

Si esto ya era una situación compleja, hoy lo es más, ya que, debido a una gran variedad de eventos que se están presentando alrededor del mundo, los precios del petróleo, gasolina y gas, se están viendo seriamente afectados.

Por ejemplo, las tensiones generadas por el conflicto bélico que mantienen los países de Rusia y Ucrania, han sido un gran detonante y a la vez una gran justificación del alza de precios de combustibles prácticamente en todo el planeta.

Pero eso no es lo único, y es que desde mucho antes de que las hostilidades entre ambos países comenzaran, los precios de la gasolina y el gas, por ejemplo, iban incrementando.

 

 

Ahora mismo hay muchas dudas y una gran presión respecto a los precios finales que serán establecidos para los consumidores, lo cual, ha provocado que se incremente el subsidio que el gobierno otorga para conservar dichos precios en un margen aceptable y que la economía se sostenga.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos realizados para tratar de contener los precios, estos ya comienzan a repercutir en la logística internacional, no solo por el aumento reciente, sino por las repercusiones directas del conflicto entre Ucrania y Rusia y su producción de petróleo.

Lo más preocupante, es que no solo hay un aumento considerable en el precio de estos hidrocarburos, sino que, debido a las situaciones anteriormente mencionadas, la cadena de suministro de estos se está viendo seriamente afectada.

 

Te compartimos: ¿Cómo se ven afectadas las tarifas de importación de China y a qué se deben?

 

Precios de combustibles en México.

Recientemente, el Gobierno de México afirmó que mantendrá la política de protección de los precios de las gasolinas y el diésel a través del subsidio al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para cuidar la economía de los consumidores del contexto internacional.

En pocas palabras, esto significa que, a pesar del aumento del precio del crudo y del gas a nivel global, al menos hasta hoy, en México no subirán los precios de combustibles.

Además, el presidente aseguró que en el país se cuenta con un plan para distribuir los ingresos extras que se obtendrán por el aumento internacional del petróleo y que parte de los excedentes se utilizarán para compensar los incrementos en los precios de hidrocarburos.

Sin embargo, y a pesar de lo declarado por el Presidente de México, existe gran incertidumbre entre la población, y conflictos como el de Ucrania y Rusia y las afectaciones que está generando en la cadena de suministro, generan dudas respecto a los combustibles.

 

 

Por el momento, a través de subsidios y estrategias del Gobierno Federal, los precios se mantienen o, mejor dicho, se contienen mientras sea posible.

No obstante, y a pesar de eso, existe un factor clave en las medidas de contención de los precios, y es que, en nuestro país, se llevará a cabo el próximo 10 de abril la consulta para la revocación de mandato.

La relevancia de este instrumento democrático tiene mucho (o todo) que ver en mantener los precios de combustibles, y es un hecho que, al menos por este ejercicio de participación ciudadana, no hay posibilidad de que el gobierno libere o incremente los precios antes de esa fecha.

Después de ese día, es posible que no haya capacidad económica para seguir manteniendo los precios actuales y el “no incremento”.

 

Afectaciones a la logística y el transporte.

Rusia es un productor importante de petróleo y gas para el mundo, todo lo que suceda en el país tiene una repercusión casi inmediata en la cadena logística y en la fijación de precios de los productos que produce y que otros países compran del país ruso.

Las tensiones geopolíticas que han resultado en una invasión rusa a Ucrania, han generado ya impacto en la producción, adquisición y la cadena de suministro de los hidrocarburos, los cuales, han aumentado.

Al suspenderse y prohibirse las compras y el recibir cargas provenientes del país ruso en puertos marítimo, existe una condición de “autosabojate” de parte de muchas naciones del mundo, a pesar de que la situación lo amerite.

Si hay un bloqueo de todas las producciones de combustibles rusos, la oferta disminuye y la demanda crece.

Los precios del petróleo han afectado considerablemente al transporte marítimo, trayendo como consecuencias tarifas de flete altas que, incluso, podrían aumentar más. 

«De acuerdo con Galo Molina, vicepresidente de la Federación de Asociaciones Nacionales de Agentes de Carga y Operadores Logísticos Internacionales de América Latina y el Caribe (Alacat), mencionó que en la parte marítima posiblemente la tarifa pasaría de 10,000 a 30,000 dólares por contenedor de 40 pies en algunos corredores marítimos y se espera que para el sector aéreo suba entre 10% o 15%», señala el portal T21.

También, ha mencionado que las navieras tienen que trazar nuevas rutas, y que, debido a las sanciones impuestas a Rusia y al bloqueo de buques y contenedores provenientes del mismo país, “los contenedores quedarán estancados porque no podrán llegar a su destino final y ocasionará una escasez nuevamente”.

Ante todo esto, señala que el mayor impacto se comenzará a sentir en las próximas semanas, principalmente en el costo de flete, no olvidando el incremento en los precios de combustibles.

 SafeLink.

SafeLink México es un agente de seguros de carga con la misión de proteger los negocios de sus clientes.

Contáctanos y asegura tus productos para construcción al transportarlos dentro y fuera del país.

 

Fuentes: El Financiero, t21.

También te puede interesar

Cotización Express

Cotizamos el seguro para su embarque de inmediato

*Esta solicitud está sujeta a los términos y condiciones del seguro y acorde a la compañía aseguradora con la que se transfiera el riesgo.