¿Qué consideraciones tomar antes de transportar contenedores refrigerados?

contenedores refrigerados

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

El comercio internacional de productos agrícolas es uno de los más importantes a nivel mundial debido a que permite el intercambio de mercancías que no pueden producirse en una determinada región por diferentes circunstancias. Bajo este contexto, es importante recalcar que su transporte representa un desafío, ya que requieren de condiciones especiales, por lo que se suelen utilizar contenedores refrigerados que mantienen temperaturas bajas para que este tipo de productos se mantengan con la máxima calidad a lo largo de su viaje.

No obstante, la utilización de estos contenedores es más compleja a causa de la cantidad de cuidados que se requieren para su correcto funcionamiento. Es fundamental tanto para importadores como para exportadores que conozcan acerca de las medidas preventivas que deben tomarse con la finalidad de prevenir cualquier tipo de accidente o daño a las cargas. 

 

Te recomendamos: ¿Qué es una gabarra y cuáles son sus beneficios para los puertos?

 

¿Cuántos tipos de contenedores refrigerados existen y qué mercancías transportan?

Generalmente, las cargas de los contenedores refrigerados suelen ser productos perecederos debido a que permiten regular su temperatura desde los -65°C a los 40°C, por lo que fácilmente puede adaptarse dependiendo del tipo de mercancía. Por lo anterior, lo que más suele moverse en este tipo de contenedores son productos lácteos, frutas, verduras, hortalizas y alimentos frescos como carne y pescado. 

Aunado a esto, los farmacéuticos también suelen ser transportados por este medio debido a que requieren de temperaturas por debajo de los 0°C e incluso pueden llegar a demandar condiciones de hasta -70°C. La principal razón de esto es que se necesita que su fórmula o activo se mantenga a temperaturas muy bajas para evitar que se dañe y pierda su efectividad.

Por lo anterior, existen diversos tipos de contenedores refrigerados con distintas condiciones para transportar las mercancías antes mencionadas. Los más utilizados son aquellos que mantienen una temperatura que oscila entre -25°C y los 25°C; no obstante, para condiciones térmicas más extremas, existen los siguientes tipos:

  • Contenedores súper refrigerantes. Cuentan con un motor más poderoso que permite temperaturas de hasta -70°C. Como se ha mencionado, estas son las condiciones necesarias para transportar ciertos productos farmacéuticos así como carnes como el pescado.
  • Contenedores de atmósfera controlada. Con este tipo de contenedores se pueden controlar ciertos aspectos, como la presión y la humedad, con la finalidad de evitar el proceso de maduración en algunas frutas.
  • Contenedores ventilados. Son contenedores con aislante térmico y motores que permiten una mayor ventilación, por lo que son ideales si se transporta café, cebollas y papas.

 

seguro de carga

 

¿Qué recomendaciones existen para evitar daños en las mercancías durante su transporte en estos contenedores?

Al manejar mercancía perecedera, es importante hacer hincapié en los cuidados que se deben tener al momento de la carga de la misma, ya que cualquier error durante esta operación pueden ocasionar daños en los productos. La compañía naviera Hapag-Lloyd cuenta con una serie de recomendaciones que deben seguirse para lograr un mejor cuidado de la carga.

Antes del relleno:

  • Apagar el motor del contenedor para evitar el intercambio de aire con el ambiente.
  • Los contenedores refrigerados deben estar completamente limpios para evitar la contaminación de los productos. 
  • La mercancía a transportar debe tener un empaque y embalaje correcto, pues ciertos materiales, como el plástico, puede actuar como una barrera de vapor y evitar que el aire circule alrededor de la misma.
  • La carga debe proceder de otra instalación refrigerada para prevenir que los productos disminuyan su temperatura de manera repentina.

 

contenedores refrigerados

 

Durante el relleno:

  • Los productos deben cargarse de manera uniforme para evitar que se creen zonas calientes dentro del contenedor; asimismo, es necesario que las mercancías no sobrepasen las líneas límites de carga, puesto que esto impediría que el aire circule correctamente, una de las principales causas de daño.
  • Cualquier área libre en el piso y espacios vacíos no deben exceder el 5% del área total del piso para evitar un impacto negativo en el flujo del aire.
  • No colocarse productos delante del punto de distribución del aire de la unidad para asegurar una libre circulación del mismo.

 

 

Al completar la operación de carga:

  • Las puertas del contenedor deben cerrarse correctamente para evitar que entre aire caliente del exterior.
  • Deben establecerse los puntos de temperatura, humedad y ventilación de aire, dependiendo del tipo de mercancía a trasladar.
  • Encender el motor de los contenedores refrigerados antes de que comience el trayecto.

A través de estas recomendaciones preventivas, se disminuye considerablemente el riesgo de que la mercancía sufra algún daño durante su transporte refrigerado; no obstante, los peligros no desaparecen por completo, ya que puede ocurrir alguna falla en el sistema de refrigeración o ciertas negligencias por parte de los transportistas que dañarán los productos trasladados.

 

SafeLink Marine es experto en seguros de carga y ofrece más de 50 coberturas para asegurar tu mercancía. 

Contáctanos para pedir una cotización.

 

Fuente: Hapag-Lloyd 

 

SafeLink D2DL

También te puede interesar

Cotización Express

Cotizamos el seguro para su embarque de inmediato

*Esta solicitud está sujeta a los términos y condiciones del seguro y acorde a la compañía aseguradora con la que se transfiera el riesgo.

Suscríbete a nuestro newsletter

Déjanos tus datos y un agente se comunicará contigo en breve