La Ley de Seguros y Fianzas y otras legislaciones del seguro de carga

Ley de seguros y fianzas

Comparte esta publicación

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

En nuestro país existe la Ley de Seguros y Fianzas, que es la encargada de regular el seguro de carga, y como en México, a nivel internacional también hay leyes que lo regulan.

El seguro de carga cuenta con una historia milenaria, pues el concepto del seguro para embarcaciones data del año 916 A.C. en Grecia. Con el paso de los siglos, los seguros se desarrollaron como una industria.

En 1785 Lloyd´s Register of Shipping se convirtió en la primera compañía aseguradora enfocada en el ámbito marítimo.

Así comenzó la industria de los seguros, y los sectores que estos abarcan se han ido expandiendo a lo largo de los años, cubriendo diversas necesidades, desde un particular, hasta grandes asociaciones.

Con el paso del tiempo, llegaron las leyes y el marco jurídico legal que comenzaban a regular el tema de los agentes de seguro marítimo.

 

 

Así fue como llegaron las Reglas de York y Amberes, que son reglas que regulan todo lo relacionado a la avería común y gruesa a nivel internacional.

Por otro lado, también existe el Convenio de las Naciones Unidas sobre el contrato de transporte internacional de mercancías total o parcialmente marítimo, mejor conocido como las Reglas de Rotterdam.

Así como existe un marco legal internacional, también lo existe en cada país. En México, la Ley Sobre el Contrato de Seguro imparte sobre estos y brinda las bases.

Por otro lado, se encuentra la Ley de Seguros y Fianzas.

Es importante conocer el marco jurídico dentro del cual se desarrollan estas actividades, así como apegarse a él para no infringir en faltas que pueden tener consecuencias.

 

Ley de Seguros y Fianzas: Marco Jurídico Nacional.

En México, la ley que regula la industria del seguro de carga es la Ley de Seguros y Fianzas, la cual, fue publicada en el año 2013 en el Diario Oficial de la Federación y fue decretada con el objetivo de establecer los parámetros con los que las compañías de seguros deben cumplir para poder operar.

La ley va dirigida hacia todas las instituciones nacionales e internacionales que operan en México y que ofrecen servicios financieros de aseguramiento y fianzas, tanto para personas físicas como morales.

En pocas palabras, para todas aquellas personas que deseen incursionar en la industria de los seguros, o incluso que estén ya establecidas, pero no tengan un amplio conocimiento legal, la Ley de Seguros y Fianzas es el marco jurídico legal al cual deben apegarse.

Con esta regulación, permite a todos los involucrados modular sus obligaciones legales y fiscales, además de que permite una estandarización de los servicios para una competencia sana y un alto nivel de oferta para el público usuario a precios justos.

Para llevar a cabo esto, existen organismos dedicados a la supervisión de las instituciones, siendo en nuestro país la CONDUSEF la encargada de esto.

Uno de los beneficios de conocer a profundidad las leyes (además de ser obligatorio cumplirlas, por lo tanto, se deben conocer), es que las empresas y clientes, ambas partes, podrán estar amparadas.

Se amparan ante cualquier duda, inconveniente, incumplimiento o irresponsabilidad proveniente de cualquiera de las dos partes integrantes de los contratos o pólizas de seguros.

Además de lo anterior mencionado, con esto se pretende tener mejores servicios para también un mejor desempeño en cuanto a las coberturas y precios.

 

Te recomendamos: ¿Por qué es tan importante la Ley de Seguros y Fianzas en el seguro de carga internacional?

 

Reglas de York y Amberes.

Cabe mencionar que el marco jurídico legal del seguro de carga (sobre todo, a nivel internacional), se compone de diferentes tratados, leyes y reglas que sirven de respaldo legal para los contratos realizados y los agentes de seguro.

Uno de los marcos legales más conocidos en el mundo son las Reglas de York y Amberes, las cuales, como se señaló en un principio, son consuetudinarias, es decir, se adoptan de manera libre por su implementación cotidiana y funcionalidad, que regulan todo lo relacionado a la avería gruesa y cómo definirla.

Estas reglas son actualizadas de forma periódica por la Asamblea del Comité Marítimo Internacional (CMI, por sus siglas en inglés). Este organismo se encarga y tiene por objetivo la unificación del derecho marítimo internacional y comercial.

 

 

Uno de sus principales propósitos es promover las asociaciones de derecho marítimo y colaborar con otras organizaciones internacionales.

Debido a ser consuetudinarias, las Reglas de York y Amberes se adoptan de acuerdo a la elección de cada país, por ejemplo, en países como España y Francia, estas reglas no cuentan con reconocimiento y por lo tanto no son adoptadas.

Estas reglas regulan la avería común y gruesa, así como los daños por echazón de cargamento (es decir, el sacrificio de las mercancías para salvaguardar la seguridad del buque y los tripulantes), varada voluntaria del buque, extinción de fuegos a bordo, daños causados a las máquinas y calderas, entre otros temas.

De esta manera estas reglas buscan la manera de resolver dichas situaciones apegándose lo más posible al derecho marítimo internacional.

 

Reglas de Rotterdam.

Redactado y aprobado por la Asamblea General de la ONU en el 2008, el Convenio de las Naciones Unidas es el resultado del trabajo conjunto de la Organización de las Naciones Unidas, a través de UNCITRAL, y del Comité Marítimo Internacional (CMI).

Las Reglas de Rotterdam establecen un marco legal moderno por el que se regulan los derechos y obligaciones de los cargadores, porteadores y destinatarios.

Estas reglas abarcan temas relacionados con los documentos que hay que incluir en toda expedición internacional, de las obligaciones del porteador y del cargador, y finalmente, establecen vías para reclamar daños y perjuicios.

Estas reglas ofrecen un marco jurídico en el que se tienen en cuenta muchas novedades tecnológicas y comerciales, además del deseo de englobar en un único contrato el transporte de puerta a puerta y la digitalización de los documentos del transporte.

Sin embargo, hay que resaltar que las Reglas de Rotterdam aún no han entrado en vigencia, ya que, para que esto suceda, requiere de la ratificación de 20 Estados y hasta la fecha sólo han sido ratificadas por España y por Togo. 

Por último, es importante indicar que este Convenio intenta sustituir a las Reglas de Hamburgo (establecidas también por la ONU, en 1978), no obstante, al aún no estar ratificadas las Reglas de Rotterdam, la legislación internacional marco sigue siendo la que se estableció en Hamburgo.

 

SafeLink México es experto y líder en seguros de carga, contáctanos para que te ayudemos a elegir entre los tipos de cobertura para asegurar tu mercancía.

 

Fuentes: Senado, UNCITRAL.

También te puede interesar

Cotización Express

Cotizamos el seguro para su embarque de inmediato

*Esta solicitud está sujeta a los términos y condiciones del seguro y acorde a la compañía aseguradora con la que se transfiera el riesgo.