¿Qué es el riesgo en el transporte de carga?

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Aunque existan diferentes definiciones para la palabra riesgo, todas coinciden en definirlo como la posibilidad de que ocurra un accidente o siniestro. La característica más importante del riesgo en el transporte y de cualquier tipo es que nunca sabemos con exactitud cuándo ocurrirá un evento inesperado. Es por ello que la importancia de estar prevenidos y protegidos es fundamental para evitar pérdidas o daños con un costo financiero bastante elevado que nos pueda llevar incluso a la quiebra.

Si consideramos que el proceso del transporte conlleva una serie de actividades que implican el traslado de mercancías de un punto a otro, se deben tomar en cuenta aspectos como carga, descarga, trasbordo, embalaje y almacenamiento temporal entre otros, la posibilidad de riesgo se extiende.

Conoce cuales son las medidas de seguridad en el seguro de carga que puedes implementar durante el transporte de tu mercancía.

¿Cómo evaluar el riesgo en el transporte de carga?

Para considerar la magnitud del riesgo en el transporte al que nos enfrentamos, es vital reconocer las características de la mercancía a transportar, la frecuencia de los envíos, los cuales pueden ser nacionales o internacionales, así como el uso de diferentes medios de transporte durante el recorrido origen-destino. Una vez identificados cada uno de los puntos mencionados seremos capaces de:

  • Contratar el tipo de póliza que mejor convenga por frecuencia de envíos.
  • Adquirir la mejor cobertura de daños contra riesgos potenciales que puedan afectar la carga.
  •  Seleccionar el mejor medio de transporte.
  • Elegir el tipo de contenedor más adecuado.
  • Evaluar la necesidad de un seguro de responsabilidad civil por errores u omisiones de terceros involucrados en el proceso de transporte.

 

Como se mencionó anteriormente, es importante tener claro el concepto de riesgo en el transporte en el ámbito de los seguros de carga. El diccionario Mapfre de Seguros (2011) lo define como “la posible ocurrencia por azar de un acontecimiento que produce una necesidad económica y cuya aparición real o existencia se previene y garantiza en la póliza y obliga al asegurado a efectuar la prestación normalmente indemnización que le corresponde”.

Existen una serie de características que se deben analizar para determinar la asegurabilidad de un hecho o situación:

Incertidumbre: Debe existir la posibilidad de que suceda y por eso se dice que debe ser un hecho incierto.

Posibilidad de ocurrencia: Los hechos físicamente imposibles (por ejemplo, un tsunami en la CDMX) no constituyen riesgo, por lo que no constituyen posibles amparos en seguros.

Hecho fortuito: Debe ocurrir casualmente, sin premeditación o posible prevención.

Futuro: Debe ocurrir en el futuro, lo que ya aconteció no es susceptible de ser asegurado.

Lícito: El dolo (engaño, simulación, fraude) y los hechos ilícitos son inasegurables.

Al evaluar estas posibilidades podemos conocer el nivel de riesgo en el transporte de carga a la que nuestra mercancía está expuesta y los principales puntos a tomar en cuenta para cubrirlos con una póliza de seguros adecuada a estos.

La clasificación del riesgo

Una de las tareas más importantes dentro de este rubro es conocer cómo se clasifican los riesgos, para ello, José Luis Albor Calderón (2003, pp 91. 92, 93) define la clasificación del riesgo de la siguiente manera:

Consulta cuales son las carreteras de más alto riesgo en México

Por la naturaleza de los intereses que afecta:

  1. Personales: Amenaza la integridad física o corporal de una persona y menoscaban su capacidad de trabajo, o significan una erogación.
  2. Reales: afectan la integridad de cosas materiales sean muebles o inmuebles o los derechos radicados en ellas.
  3. Patrimoniales: Implican un detrimento y no propiamente físico.

 

En relación con la mutabilidad del peligro:

  1. Constantes: Si la amenaza se manifiesta con la misma intensidad a través del tiempo.
  2. Progresivos: Si con el transcurso de los días el peligro se hace cada vez más próximo (como la muerte o la vejez).
  3. Decrecientes: Si, a medida que avanza el tiempo, disminuye la intensidad de la amenaza.

 

Por la naturaleza de las pérdidas:

  1. Catastróficos: Aquellos que al presentarse afectan gran cantidad de personas.
  2.  Particulares: Cuando sólo afectan a unas cuantas personas.
  3. Puros: Involucran solamente la probabilidad y posibilidad de pérdidas económicas.
  4. Especulatorios: La probabilidad implícita es tanto de pérdida como de ganancia.

 

Por su lugar y tiempo:

  1. Temporales.
  2. Geográficos.
  3. Especiales.

 

De esta manera, un experto en seguros logra identificar la clasificación del riesgo para cada situación o escenario y conocer de qué manera la póliza de seguro que ofrece puede prevenir estos riesgos.

Esta y más información referente al riesgo, el siniestro y los marcos jurídicos y legales del seguro de carga podrás consultarlas en nuestra segunda edición exclusiva y única en América Latina del libro “El Seguro En El Transporte De Carga: Los Desafíos De La Seguridad En La Cadena De Suministro”; ejemplar reconocido por la Asociación Latinoamericana de Suscriptores Marítimos (ALSUM). Solicítalo aquí a uno de nuestros agentes comerciales.

En SafeLink México, agente de seguros de carga, nos especializamos en el seguro del transporte de carga, protegiendo tu mercancía de puerta a puerta.

Contáctanos en contact@safelinkmexico.com o escríbenos vía WhatsApp +52 1 33 1850 1987 para cualquier duda o pregunta con respecto a nuestros servicios.

 

Fuente: González R., Héctor R. & Mendoza H., Esaú M. (2018) “El Seguro En El Transporte De Carga: Los Desafíos De La Seguridad En La Cadena De Suministro” , Guadalajara JAL, México.

También te puede interesar

Cotización Express

Cotizamos el seguro para su embarque de inmediato

*Esta solicitud está sujeta a los términos y condiciones del seguro y acorde a la compañía aseguradora con la que se transfiera el riesgo.