La inflación en México y su impacto en el transporte de carga

inflación en México

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Poco antes de llegar al primer trimestre del 2022, en México y el mundo, se comenzaba a tener impacto en las economías de los países debido a un problema que, en las últimas semanas, se ha agudizado y ha repercutido a nivel nacional: la inflación en México.

La inflación es un término que indica que los precios han incrementado con el tiempo, por lo tanto, el poder adquisitivo disminuye y el dinero pierde valor.

Este fenómeno indica cuánto han subido los precios de los bienes y servicios de manera generalizada, en un tiempo determinado.

En los últimos dos meses, en todo el mundo se ha resentido el impacto de este incremento en bienes y servicios, aunque, ciertamente, en mayor o menor medida, dependiendo de la economía de cada país.

 

 

En cuanto a la inflación en México, se ha tenido el mayor impacto inflacionario en las últimas dos décadas: en el mes de abril, se mostró una nueva aceleración, la cual llevó la tasa anualizada a 7.68%; esto debido al incremento de precios en productos de la canasta básica y en la gasolina.

No obstante, hace unas semanas, el Gobierno de México impulsó un paquete contra la inflación que contempla un acuerdo entre la autoridad federal y el sector privado para no incrementar los precios de algunos productos durante un periodo de seis meses.

Además de lo anterior, la medida presentada contempla estrategias para la producción, estrategias para la distribución, estrategias para la importación, entre algunas otras; sumado al subsidio que ha tenido la gasolina para que los precios de esta no se disparen.

 

Te recomendamos: ¿Cómo el incremento de combustibles está afectando la logística internacional?

 

Impacto de la inflación en México en el transporte de carga.

Uno de los sectores en los que la inflación en México a corto y mediano plazo ha repercutido, ha sido en la industria del transporte de carga, y ya se han tomado medidas que, para bien o para mal, han impactado directamente en las operaciones logísticas de estos medios de transporte.

 

  • Combustibles

Una de las medidas que ha beneficiado en su totalidad al transporte de carga terrestre, han sido los subsidios del 100% a las gasolinas.

Como parte del Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC) que ha impulsado el Gobierno Federal, se han contenido los precios de combustibles.

 

 

Desde la semana del 12 al 18 de marzo, cada semana se han contenido los precios de los combustibles, ya que, de acuerdo con el director de Investigación del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), “sin los subsidios fiscales a la gasolina y diésel, el precio por litro de gasolina Magna sería 10.30 pesos más cara de lo que cuesta ahora, la Premium costaría 9.25 pesos adicionales y el diésel 11.20 pesos más”. Todo se traduce en un estímulo fiscal el 100 por ciento de la cuota del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), más el estímulo adicional.

Al cierre del mes de mayo, se mantienen estos subsidios, situación que ha beneficiado en las operaciones logísticas, ya que el gasto en gasolinas es uno de los que más permean en el transporte de carga.

Por el momento, la inflación en México no ha impactado a esta industria en relación a los precios de combustibles, sin embargo, esto puede cambiar de una semana a otra.

 

  • Complemento Carta Porte

Antes del cierre del primer trimestre del año, el SAT ya había anunciado una extensión en el periodo para la emisión de la factura electrónico con Complemento Carta Porte, otorgando una prórroga hasta el 30 de septiembre de 2022.

No obstante, recientemente el Gobierno de México, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, dio a conocer que, como parte del Paquete Contra la Inflación y la Carestía, el SAT exentará a los productores del sector primario de posibles sanciones y multas por la falta de emisión del Complemento Carta Porte, siempre y cuando sean los mismos productores quienes trasladen sus mercancías.

De esta manera, los transportistas que trasladen su propia mercancía no se verán afectados.

 

Al cierre del mes de mayo, se puede afirmar que el impacto inflacionario en la industria del transporte de carga no ha significado un golpe a estas operaciones, ya que se han controlado los precios de los combustibles y se han flexibilizado procesos, como la emisión del complemento Carta Porte.

Sin embargo, el alza de precios de algunos bienes podría reducir los volúmenes y traslados de ciertas mercancías, lo cual, podría representar una disminución en las actividades logísticas.

 

SafeLink México es un agente confiable registrado ante la CNSF que cuenta con más de 50 coberturas exclusivas en el transporte de carga.

Contáctanos y asegura tus productos para transportarlos vía terrestre dentro y fuera del país.

 

Fuentes: El Economista, El Financiero.

También te puede interesar

Cotización Express

Cotizamos el seguro para su embarque de inmediato

*Esta solicitud está sujeta a los términos y condiciones del seguro y acorde a la compañía aseguradora con la que se transfiera el riesgo.